lunes, 30 de marzo de 2015

¿CUAL ES EL PRINCIPAL OBJETO DE ESTUDIO DE LA ASTRONOMÍA?

Si les hiciéramos esta pregunta y recopiláramos todas las respuestas, probablemente nos encontraríamos con una gran variedad de posibilidades: los astros, los planetas, las estrellas, las galaxias, el universo...

En realidad, el principal objeto de estudio de la astronomía es la luz. Toda la información que tenemos del Universo la recibimos en forma de luz (radiación electromagnética).




La luz, o radiación electromagnética, contiene toda la información que obtenemos de los objetos. Estudiando la descomposición de la luz en “colores” o longitudes de onda, podemos conocer la composición química de los objetos o la distancia a la que estos se encuentran, entre otras cosas. Esa descomposición de la luz es lo que se conoce como el espectro electromagnético. El espectro se puede dividir en regiones: rayos gamma, rayos X, ultravioleta, visible, infrarrojo, microondas y radio. Todos los objetos que emiten luz, lo hacen en todo el rango de longitudes de onda del espectro electromagnético, algunos más intensamente en alguna región particular del espectro. Por ejemplo, la emisión de luz del Sol es más intensa en la región que denominamos “visible”, que es la que nuestro ojo es capaz de detectar, pero también emite rayos X, rayos ultravioletas y luz infrarroja. El rango en el que la emisión de un objeto es más intensa está relacionado con la temperatura del objeto emisor. 


En astronomía se estudia la luz recibida en TODO el espectro electromagnético. Desde aproximadamente el año 1850 no se utiliza el ojo humano para estudiar los objetos, por un lado porque el ojo humano es sensible sólo a un pequeñísimo rango de longitudes de onda, pero además porque el ojo humano no es capaz de detectar objetos débiles. En cambio, se desarrollan detectores especiales para cada rango de longitudes de onda, así se cuenta con telescopios sensibles a la radiación en ondas de Radio, en infrarrojo, en visible, en rayos X, etc. Algunas de las longitudes de onda que componen la luz son absorbidas por nuestra atmósfera, por lo que muchas veces se colocan telescopios fuera de la atmósfera terrestre para poder recibir esa porción de información. En la imagen que compartimos aquí se muestran algunos de los observatorios más conocidos mundialmente que trabajan en los diferentes rangos del espectro electromagnético, ya sea desde la tierra o desde afuera de la atmósfera.



Créditos de la imagen: NASA - http://imagine.gsfc.nasa.gov/Images/science/observatories_across_spectrum_labeled_full.jpg 

Fuente: Libro ¿Cuánto sabés sobre el Universo? - OAC/IATE - 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario