martes, 16 de noviembre de 2010

El Telescopio espacial CHANDRA descubrío el agujero negro más jóven.

Los astrónomos de la NASA han hallado indicios del agujero negro más joven encontrado hasta ahora: tan sólo tiene 30 años. Su descubrimiento supone una oportunidad única para que los científicos puedan estudiar el nacimiento de un objeto de estas características. Este gran hallazgo astronómico ha sido posible gracias a Chandra, el telescopio de rayos X más potente del mundo.



El observatorio espacial de rayoz X Chandra fue lanzado en la misión STS-93 por la NASA el 23 de julio de 1999. Fue nombrado en honor del físico indu-americano Subrahmanyan Chandrasekhar, quien es conocido por la determinación de la masa máxima de las enanas blancas.  Chandra Tiene una resolución ocho veces superior y es capaz de detectar fuentes 20 veces más débiles que cualquier otro telescopio de las mismas características. Es capaz de obtener imágenes sin precedentes de objetos y de episodios violentos que se producen en el Universo a altísimas temperaturas. Se trata de una valiosa herramienta para estudiar física de manera detallada en un laboratorio único, el Universo, cuyas condiciones no pueden ser reproducidas en la Tierra.


Según la NASA, se trata de la primera vez que logran identificar con tanta precisión la edad de un agujero negro.

Este descubrimiento podría ayudar a los científicos a comprender mejor cómo explosionan las estrellas masivas, que dan lugar a agujeros negros o estrellas de neutrones, y cuántos agujeros negros hay tanto en nuestra galaxia como en otras.

El objeto de 30 años de edad es un remanente de SN 1979C, una supernova en la galaxia M100, aproximadamente a 50 millones de años luz de la Tierra. Los científicos creen que SN 1979C, que fue descubierta por un astrónomo aficionado en 1979, se formó cuando una estrella 20 veces más másiva que el Sol hizo explosión. Los datos de Chandra, XMM de la Agencia Espacial Europea-Newton y el observatorio ROSAT  revelaron que esta fuente brillante de rayos X se ha mantenido estable desde 1995 hasta 2007. Esto sugiere que el objeto es un agujero negro que se está alimentando con el material que cae de la supernova o una compañera binaria.

"Si nuestra interpretación es correcta, se trata del ejemplo más cercano en el que ha sido observado el nacimiento de un agujero negro", afirmó Daniel Patanaude, del Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics de Cambridge, Massachussets.

video
 Esta animación muestra cómo un agujero negro puede haberse formado en SN 1979C. El colapso de una estrella masiva se muestra, después de haber agotado su combustible. Un destello de luz de un choque de última hora a través de la superficie de la estrella se muestra a continuación, seguido por una potente explosión de supernova. La vista se acerca al centro de la explosión.

Créditos: NASA / CXC / A.Hobart

Más información en la paǵina de NASA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario